El HPN es el único centro que realiza trasplante de córneas en Neuquén

El servicio de Oftalmología del Hospital Provincial Neuquén trabaja desde hace algunos años en la procuración y trasplante de córneas. Lo hace en forma coordinada con el Centro Único Coordinador de Ablación e Implantes – CUCAI Neuquén. Desde 2016 y hasta abril de este año, se realizaron 137 ablaciones y 59 implantes de córneas en el HPN.

Natalia Racigh, médica oftalmóloga, subjefe del equipo de trasplante de córnea y esclera en el INCUCAI e integrante del equipo del servicio de Oftalmología del HPN, comentó “las ablaciones las trabajamos en equipo  y con un sistema de guardias que son tanto del servicio de oftalmología como de procuración de órganos y tejidos, el médico que se encuentra de guardia se encarga de ablacionar, y el trasplante se programa y se decide qué parte del equipo médico será el encargado de llevarlo a cabo” y agregó “en nuestro equipo de trabajo contamos también con dos secretarios y personal de enfermería que son los que organizan y gestionan la parte logística y administrativa, tanto en la ablación y procuración de tejidos como en el trasplante de córneas”.

Natalia-Racigh-3-scaled

Procuración, trasplante y seguimiento

“Una vez que tenemos el donante se ablaciona el tejido, en nuestro caso la córnea, la enviamos para el procesamiento a INCUCAI (Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante) de Buenos Aires, donde se procesa y se cataloga según la calidad y luego se re distribuye en el país”, dijo la oftalmóloga y agregó “cuando la córnea se devuelve a Neuquén se genera todo un proceso de logística y preparación para recibir el tejido y la contactación con el paciente para poder citarlo al trasplante, una vez hecha toda esa gestión se concreta la cirugía”.

Racigh comentó también que “luego del trasplante el paciente se queda en general dos días en el hospital y después regresa a su casa para continuar con los cuidados; el seguimiento de los pacientes pos trasplante es aproximadamente  por seis meses en forma rigurosa, eso también lo hacemos nosotros” y agregó “generalmente el médico que trasplanta es el que sigue al paciente, nos encargamos de que cumpla con la medicación, sacarle las dudas y ver que no haya complicaciones; luego de los seis meses los controles se relajan un poco y se sigue al paciente por un año más”.

“Normalmente cuando ablacionamos de los dos globos oculares, uno vuelve a nosotros y el otro se distribuye en el país, y según la calidad del tejido puede o no llegar a concretarse el trasplante” aseguró la oftalmóloga y recomendó que no se tenga miedo a donar los órganos y tejidos “es importante que las personas sepan en cuanto a la donación que hay muchos miedos de la familia cuando un paciente fallece, tienen miedo de donar los órganos o los tejidos, como la córnea por ejemplo, miedo a que el fallecido quede estéticamente inaceptable para un velatorio, y eso no sucede, siempre que se ablaciona se hace una reconstrucción de órbitas, esa intervención lo deja en perfecto estado, con los párpados cerrados y queda estéticamente bien, no tengan temor a esto”.

Al referirse al trabajo durante la pandemia la profesional comentó que “no fue posible ablacionar ya que se suspendieron los operativos tanto de procuración como de trasplantes programados” y agregó “a partir de febrero 2021 se retomaron los operativos y volvimos a realizar las ablaciones y las cirugías de trasplante con las medidas de seguridad y los protocolos vigentes”.

Conoce mas sobre el Banco de Córneas, el Equipo de trabajo y la Ley y creación en el HPN AQUI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *