Salesianos por Ucrania

Hoy no somos ajenos a la realidad mundial. La Comunidad Salesiana no es ajena ante la guerra.

Los Salesianos estamos presentes en 132 países y Ucrania es uno de ellos. Desde el inicio de la misma la Comunidad Salesiana, fiel a su carisma, resignificó su ser “Casa de puertas abiertas” recibiendo a miles de desplazados y refugiados, tanto en Ucrania como en países vecinos (Polonia, Eslovaquia, Hungría, Moldavia).

Compartimos unas palabras del salesiano ucraniano P. Oleh, quien organizó viajes para poner a salvo a los menores huérfanos (a cargo de los salesianos) y trasladarlos a Polonia:

“Llevo una semana en la que apenas duermo, haciendo viajes para poner a salvo a menores y transportando medicinas en el este del país”.

Casi dos millones de personas han abandonado Ucrania en solo dos semanas de conflicto y la cifra aumenta cada día.

La ayuda consiste en brindar:

  • Alojamiento y atención sanitaria

  • Alimento y abrigo

  • Transporte para salir del país y zonas de riego

  • Contención psicológica

Ante el dolor, la solidaridad

En Argentina nos estamos movilizando junto a la comunidad mundial para asistir ante esta crisis.

¿Con cuánto podés colaborar? 

Te invitamos a colaborar hoy mismo con el monto que puedas. Podés hacerlo a través de los siguientes medios:

  • Por transferencia bancaria en pesos o en dólares*: 

Francés CTA. CTE. 165 6068-0;   CBU 0170165020000000606806

Galicia   CTA. CTE. 16309-5 007-0;  CBU 00700078-20000016309504

Santander Río CTA. CTE. 055-016553-4; CBU 0720055720000001655340

Santander Río CTA. CTE. U$S 055-016717-2; CBU 0720055721000001671723

ucra

*Una vez efectuada la transferencia te pedimos que nos notifiques a info@porlosjovenes.org o por WhatsApp al 1124928963.

Además, este miércoles 23/03 a las 19:00 (ARG) estaremos entrevistando al P. Daniel Antúnez, un salesiano argentino luego de su visita por Ucrania. Lo podés ver acá

Reafirmemos juntos: Para la guerra NADA, para los jóvenes TODO

Nos encomendamos a María Auxiliadora, pidiendo paz en los corazones y en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *